Los padres de familia y la mala transmisión de la fe

Esto que voy a mencionar me es doloroso, y lo considero lamentable, pero luego de una gran reflexión puedo estar seguro de que gran parte de la decadencia religiosa en occidente se debe a los padres, digo en gran parte, y ya verán el porqué.

La fe es un don que todos los seres humanos hemos recibido para poder creer en las cosas trascendentales. Esta tiene que cultivarse, ser regada con el agua de la formación intelectual y el ejemplo de una vida cristiana coherente. La mayor parte de nosotros ha tenido la oportunidad de nacer en una familia, no se si monoparental o biparental, pues ya saben como andan las cosas, pero en una familia en fin. Es el ambiente en el que todos crecemos en sabiduría y gracia, y sin duda el lugar en donde recibimos las máximas influencias que conforman nuestra personalidad, anhelos y proyectos.

Es muy importante que los padres cristianos se preocupen por transmitirles la fe a sus hijos. Es la empresa más alta a la que se deben dedicar para con su prole, pues la educación religiosa que transmiten los padres es poderosa y eficaz, pues los niños aprenden con facilidad lo que enseñan los padres. Cuando esta transmisión se da con efectividad, la prole puede alcanzar la santidad con grandes posibilidades. Ejemplos de padres cristianos que engendraron santos hay de sobra; sin embargo para dar una pincelada, mencionaré a los padres de Santa Catalina de Siena, y a la madre de San Luis IX, rey de Francia.

El beato Raimundo de Capua tenía este pensamiento de Jácomo Benincasa, padre de Catalina: «hombre sencillo, leal, temeroso de Dios y cuya alma no estaba contaminada por ningún vicio […] tenemos muchas razones para creerlo -se encuentra gozando de la bienaventuranza, bien puedo yo aquí hacer su elogio.» Y sobre la madre, Lapa de nombre, decía: «mujer que no tenía ninguno de esos defectos tan comunes en la actualidad. Era trabajadora, prudente y conocedora de las cosas del hogar». Que no tuviera los defectos de la época habla mucho de sus virtudes.

Sobre la madre de San Luis IX, cuyo nombre fue Blanca, basta con que analicemos esto que le decía a su hijo: «Hijo -le venía diciendo constantemente-, prefiero verte muerto que en desgracia de Dios por el pecado mortal».

La influencia cristiana que tuvieron estos padres en sus hijos es indudable. El fervor cristiano que expresaron estos dos santos tuvo que ver en gran parte con la educación religiosa y las costumbres evangélicas que le dieron sus padres.

La Iglesia nos enseña que la familia es una Iglesia doméstica, pero ¿las familias católicas estarán siendo una verdadera Iglesia?

Hoy en día, la mayor parte de los bautismos administrados en occidente a los niños son por tradición familiar, más que por el deseo de salvar a la prole y consagrarla al Señor, pues los actos católicos por parte de los padres para con sus hijos no suelen llegar muy lejos a partir de este punto. Los padres católicos reciben la misión obligatoria de educar a sus hijos en la fe, de enseñarles todo lo referente a Jesucristo, su Iglesia, sus doctrinas y dogmas. Como mínimo, un adolescente debería de saberse el catecismo en su editio typica por delante y por detrás, pues es una obligación religiosa concerniente a la decisión de bautizar a los hijos, esta misión es totalmente inseparable de las consecuencias del sacramento.

Pero resulta ser que la indiferencia religiosa, la secularización y la preocupación por lo inmanente, impiden que esta formación se de en los hijos. La preocupación es que los hijos estudien ciencias, se hagan profesionales, que se casen y les vaya bien en la vida, lo cual, no es malo en sí, pero ajeno de la preocupación por la salvación de las almas, resulta ser una mera preocupación mundana que aleja a los hijos de su vocación hacia la santidad ¿De verdad resulta ser más importante la educación académica que la religiosa?, ¿qué clase de cristianos somos?, ¿no se supone que Dios está por encima de todas las cosas? Se ríen los ateos de nuestra ridiculez, pues siendo creyentes de un ser supremo que nos ama hasta el extremo, no parece que este ser ocupe el primer lugar en nuestras vidas, y por consiguiente, no puede ser Dios.

Pero, ¿acaso los padres tienen toda la culpa de incumplir esta misión? La respuesta es si y no. Primero, si, porque los padres católicos suelen indentificarse como tal; y por lo tanto, tienen la obligación de formarse en la fe para cumplir con sus compromisos bautismales, procurar su santificación y saber transmitirsela a los demás, especialmente a los hijos, sino, ¿qué sentido tiene bautizar a los niños?, ¿por qué lo haces? La tradición familiar me parece un poco extraña en estos tiempos en los que las tradiciones no tienen importancia en nuestra sociedad. Por otro lado, no, porque los padres de familia actualmente son víctimas de un círculo vicioso que empezó hace años. No recibieron una adecuada educación religiosa, y mucho menos tuvieron la experiencia de una vida cristiana ejemplar, pues resulta ser que incluso nuestras sociedades se han alejado cada vez más de los valores del evangelio, y lo que se les ha transmitido son valores y estereotipos mundanos propios de los objetivos sociales actuales, los cuales no tienden a lo trascendental, sino al éxito mundano rotundo.

Urge una adecuada educación catequética hacia los padres, y un seguimiento pastoral serio, pues las ovejas necesitan de sus guías para no perderse en la inmensidad del oscuro valle; de lo contrario, dejaremos sin tapar un agujero en la proa del barco, y el agua que entra obstaculizara nuestra misión de evangelizar, pues si el núcleo de la sociedad, y la Iglesia doméstica no salan, ¿qué sabor tendrá el mundo? Bueno… Ya estamos viendo como esta occidente actualmente, juzguen ustedes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: